Una antisocial en tiempos de COVID-19

No apto para ojitos sensibles, y tiernos corazones.

Por si no sabes mucho acerca de los antisociales, deja me presento:

Hi!

¿Alguna vez conociste a alguien que hable poco y cuando lo hace no muestra mucho entusiasmo?

Ah, pues yo no…

Porque esa persona soy yo, ya lo sé… luzco tan tierna en mi perfil que apenas y logras creerme un poco.

Pero por alguna extraña razón, el socializar en redes sociales se me da un poco más fluido, así que descuida, que si he interactuando contigo, te aseguro que lo he hecho con agrado.

Yo hablo del person to person y es que ahí, en esa situación…

¿cómo stalkeas a alguien?

Es imposible saber si tú y esa persona van a tener intereses comunes, ya sé, para eso es la interacción y ese justamente es mi problema.

Sí, quizá las redes sociales también son mi problema…¡tengo tantos!

Espera… ¿te he contado que soy mesera?

Pues ahora lo sabes, y me agrada bastante siempre y cuando los comensales no se pongan súper friendly soy la mejor mesera del mundo, les sonrío con moderación, les pregunto que van a tomar y vuelvo para tomar su orden, además de acudir a su mesa siempre que lo crea necesario.

¡No cabe duda que me gano mi propina a pulso!

Pero justo cuando llega el momento de romper hielo y hablar un poco más, llega mi bloqueo (me agrada permanecer en modo hielo) soy sumamente torpe a veces para expresarme, o mejor dicho, no me dan ni tantitas ganas de hacerlo.

Dicho esto, y respondiendo al título del post, yo, como orgullosa antisocial que soy, me encuentro de lo mejor en estos momentos, con la interacción que considero justa y necesaria, me agradó el sistema de educación en línea (ya tenía planes de poner a mis hijos en el sistema de educación en casa), y aún cuando considero que algunos trámites telefónicos siguen siendo un desastre, estos tiempos parece que los han obligado a mejor un poco su servicio.

Me va bien, estoy haciendo lo mismo que he hecho los últimos años a diferencia de no poder ir a nadar. La comunicación virtual es la mejor aliada en estos difíciles tiempos, y a mí me parece algo bueno, te cuento que estoy tomando cada curso que se me pone enfrente.

¡Fascinante!

Y todo sin tener que interactuar más de lo necesario.

Sin embargo no confundas mi antipatía por la interacción personal con el hecho de que igual que tú espero que todo vuelva pronto a ponerse en marcha. Y que salgan de casa los que quieran salir.

Ahora bien…

¿cómo me está yendo económicamente en tiempos del COVID-19?

De la fregada igual que a la mayoría, porque a Bill Gates, Mark Zuckerberg y Jeff Bezos, les está yendo mejor que nunca según Forbes.

¡Sus logros son nuestros logros también!

Yo por otra parte sigo siendo una antisocial, el COVID-19 no hace milagros, todo lo contrario, pero he descubierto que no es que sea antipática, solo soy conversadora selectiva. Esperemos que con la Filosofía logre descongelarme un poco.

Gracias por llegar hasta aquí, volvamos a lo nuestro.

Recuerda que todos vamos a morir, vivamos como nos plazca.

Publicado por Soy el Mal

🌱🧠💜Vegana, bruja lectora y sirena de nacimiento. Poesía, filosofía, dibujo y matemáticas son mis pasatiempos. Soy Yediht Cazarín. ¿Y tú?

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: